Crema Antiarrugas, Mejor Crema Antiarrugas, Crema Anti Arrugas

Su guía para una piel con un aspecto más joven

Muchas de las cremas antiarrugas que se venden en grandes almacenes, farmacias o en Internet prometen reducir las arrugas y prevenir o anular el daño producido por el sol.

Pueden mejorar el aspecto de su piel, dependiendo del tiempo que use el producto y de la cantidad y el tipo de ingrediente activo que contenga la crema antiarrugas.

Ingredientes comunes de las cremas antiarrugas

La efectividad de la crema antiarrugas depende en parte del ingrediente o ingredientes activos. Estos son algunos de los ingredientes más comunes que pueden dar como resultado mejoras en las arrugas de entre ligeras a moderadas.





Synake. SYN®-AKE es un nuevo compuesto suizo de crema antiarrugas, ganador del Premio de Tecnología Suizo 2006. SYN®-AKE es un nuevo compuesto activo antiarrugas basado en un tripéptido sintético que imita los efectos de waglerin 1, un péptido que se encuentra en el veneno de la Víbora del Templo. Cuando la serpiente ha mordido a su presa, el veneno bloquea los impulsos nerviosos que llegan hasta los músculos, paralizando de este modo a su víctima. Aunque este proceso puede causar la muerte, por el contrario, la imitación sintética de las partes del veneno causa solamente la relajación de las contracciones del músculo facial, dando como resultado una piel más lisa y unas ansias renovadas de disfrutar de la vida.



Colágeno. La mayoría de las personas interesadas en mantener una piel joven y en reducir las arrugas han oído hablar del colágeno. Es algo que “ponen en las cremas caras o inyectan en las arrugas.” Pues bien, el colágeno es mucho más que eso. El colágeno es una proteína (un polímero biológico que consta de aminoácidos) que sirve como componente estructural clave del tejido conectivo como la piel, los huesos, los ligamentos, etc. La dermis, la capa interior de la piel, contiene grandes cantidades de colágeno, cuyas fibras forman una malla de apoyo responsable de las características mecánicas de la piel, tales como la fuerza, la textura y la elasticidad. Las cremas y serums que contienen colágeno ayudan a reponer el colágeno que se ha perdido en la superficie de la piel.

Botox. La toxina botulínica (Botox™) se ha utilizado durante décadas para el tratamiento de patologías neuromusculares. Los cirujanos estéticos comenzaron a utilizarla hace pocos años para atenuar las arrugas. El Botox™ debilita los músculos de la expresión facial causantes de las arrugas. Es especialmente efectivo en el tratamiento de las arrugas de la frente, las líneas verticales de entrecejo, las patas de gallo y las líneas horizontales del cuello (bandas platismales). No es tan efectivo en el tratamiento de las arrugas más profundas de la piel, incluidas las arrugas formadas a consecuencia del daño producido por la radiación solar o un trauma anterior. Los resultados de las inyecciones de Botox™ son por regla general satisfactorias y muchas veces espectaculares. Para mantener el efecto deseado son necesarias inyecciones repetidas de Botox™ .

Retinol. El retinol es un compuesto de vitamina A y es el primer antioxidante de uso ampliamente extendido en cremas antiarrugas sin necesidad de receta médica. Los antioxidantes son sustancias que neutralizan la acción de los radicales libres, moléculas de oxígeno inestables que atacan a las células de la piel y causan las arrugas. El retinol es menos potente que el derivado de la vitamina A, la tretinoína, un tratamiento tópico con receta médica aprobado por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) para el tratamiento de las arrugas. Evite los derivados de la vitamina A si está embarazada o puede estarlo porque aumentan el riesgo de defectos de nacimiento.

Hidroxiácidos. Los alfa-hidroxiácidos, beta-hidroxiácidos y poli-hidroxiácidos son versiones sintéticas de ácidos derivados de frutas que contienen azúcar. Estos ácidos son exfoliantes, sustancias que remueven la capa superior de piel, vieja y muerta, y estimulan el crecimiento de una piel nueva, suave y con una pigmentación más uniforme. Debido a que los hidroxiácidos aumentan su vulnerabilidad al daño producido por el sol, aplíquese una pantalla solar durante su utilización y al menos una semana después.

Coenzima Q10. La coenzima Q10 es un nutriente que ayuda a regular la producción de energía en las células. Algunos estudios han demostrado la reducción de las arrugas finas alrededor de los ojos sin producir ningún efecto secundario. Otros estudios demuestran que su aplicación antes de la exposición al sol protege de los daños solares.

Extractos de té. El té verde, el té negro y el té oolong contienen compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Los extractos de té verde son los que más se usan en cremas antiarrugas.